contact@bebe2go.com      01.800.BB2GO(22246).66      Chat en Línea    Blog

Tantito Embarazada

Bebés. Quizás estés considerando tener uno.

A lo mejor ya lo tienes, llorando, comiendo, pipiando y popeando las 24 horas del día con una intensidad que hace parecer que las predicciones mayas sobre el fin del mundo son ciertas.

O  tal vez, como yo, tienes uno adentro de ti.

Querida lectora de bebe2go.com, te cuento que hoy cumplo 36 semanas de embarazo (ya sé…no me falta NADA ¡qué emoción / nervio!). En este espacio te voy a mantener al tanto de mis aventuras como mamá primeriza, así que prepárate que apenas viene lo bueno.

Me acuerdo que en plena adolescencia – con la hormona a todo lo que da y estrenando novio – corrían rumores de chavas que habían quedado embarazadas, ¡SIN perder su virginidad!

EmbarazadaEntre las leyendas urbanas de que si el esperma era un superhéroe con capacidad de volar, cruzar todo tipo de telas y vivir enteramente, las monjitas nos advertían, “Cuidado. No puedes estar un poquito embarazada. O estás o no estás”.

Ahora entiendo perfectamente a qué se referían con eso de que “estás o no estás”.

Desde antes de comprarme uno de esos prácticos palitos de plástico que con una idita al baño tienen la capacidad de decirte “pregnant” o “not pregnant” empecé a sentir un torbellino de síntomas: náusea, vómito, hambre, cansancio, antojos, espinillas. Si lo leíste en el libro “What to expect when you’re expecting”, lo más seguro es que a mi me pasó. Tooodo.

Con la pronta llegada del adorable tirano que transformó mi cuerpo, alentó mi mente y tomará COM-PLE-TO control de mi vida (al menos por los primeros meses), un nuevo tema rige mis pensamientos.

El parto.

Muero de la curiosidad por saber cuál va a ser mi historia. ¿Nada que se me rompe la fuente en plena clase de aquaerobics y entre tanta agua ni cuenta me doy? ¿Y si las contracciones empiezan en la boda de mi mejor amiga dentro de unos días? ¿Cuántas horas voy a tener que estar pujando y sudando?

Pregúntale a cualquier mamá. Todas tienen su novela con lágrimas, risas y hasta una que otra cachetada (o palabrota) que incluso La Gaviota se quedaría corta con el nivel de drama.

En lo personal tengo mucha ilusión de vivir un parto vaginal.

Ok no, esa fue una mentira. Tampoco creas que estoy “ilusionada” por que un ser humano enterito, con pelo, uñas y ojalá no tan cabezón salga por AHÍ.

Peeero, sí está dentro de mi bucket list. Además de todos los beneficios que trae para la mamá y el bebé en cuestión de salud (es lo natural, te recuperas más rápido, facilita el apego, etc.), me motiva la posibilidad de ser una participante activa en la experiencia de dar a luz.

Dicen que es una vivencia intensa. Primitiva. Brutal. Violenta pero espléndida a la vez. Trascendental. Es el momento en que se incendia ese instinto materno que te hace estar dispuesta a dar hasta la vida por tus hijos.

Y tú … ¿qué prefieres? ¿parto vaginal o cesárea?

¿Cómo fue tu primer experiencia de dar a luz?

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *