contact@bebe2go.com      01.800.BB2GO(22246).66      Chat en Línea    Blog

¡¡Es Míoooo!!

compartirCuántas veces he escuchado esa conversación entre mis hijos. Claro y conciso es lo que está pasando por sus cabezas, enseñarles a mis hijos a compartir entre ellos, y con amigos o visitas es un tema complicado, ya que entre más pequeños es más difícil hacerlo.

Esta es una parte normal del proceso en su desarrollo, el egoísmo viene antes de compartir. Conocer y aceptarlo será el primer paso para ayudarlos. En su pequeña mente todo les pertenece, objetos y personas por igual. Esta capacidad de crear vínculos fuertes es importante en una persona emocionalmente sana. El de un año de edad; tiene dificultades para compartir a mamá, el de dos años de edad; tiene dificultades para compartir su juguete favorito. Entonces, ¿te imaginas convencerlo para compartir aquello que es demasiado importante para él? Sin ellos no podría sentirse seguro y protegido.

Me di cuenta que hasta aproximadamente los seis años, mi hijo Max empezó a desarrollar su capacidad de empatía, y fue hasta entonces, cuando aprendió a compartir sin necesidad de una condición.

Mientras tanto ¿qué hacer para enseñar a nuestros hijos a compartir?

  1. No lo fuerces a compartir. Por el contrario puedes crear actitudes y un ambiente que anime a tu hijo a querer compartir.
  2. Dale seguridad. Tu presencia, el apego que ambos tienen le da a él una auto-imagen segura y necesitará menos cosas para validar su autoestima.
  3. Sé ejemplo. Claro que te observa todo el tiempo, él te mira, te escucha y en ocasiones anticipa muchos de tus movimientos, está aprendiendo por imitación y esto incluye si mamá comparte con papá, hermanas o amigas sus tan valiosas posesiones e incluso si tú y él comparten un libro, las palomitas o la última rebanada de pastel.
  4. Juega a compartir. El tiempo de juego es una buena herramienta para enseñarle a tus hijos valores como justicia, honestidad, generosidad, obediencia a las reglas, sensibilidad, competitividad, etc.
  5. Alienta a tus hijos a tomar turnos. Quizás no sean capaces de compartir, pero si la lucha no parece avanzar puedes dirigirlos hacia compartir por tiempos y participar como árbitro, si esto no parece funcionar el juguete queda “castigado” hasta que aprendan a compartir.
  6. Respeta el apego. Si tu hijo se aferra a sus posesiones más preciadas, podrá ser generoso con otros juguetes, anticípate y prevelo.

Recuerda, puedes sembrar las semillas de compartir mediante el fomento de estas muestras de generosidad y desalentando suavemente impulsos menos caritativos de tu hijo.

Comentarios

Comentarios

Norma Arroyo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *